Ayuntamiento de Teba
952 74 80 20
Síguenos
  • Ayuntamiento de Teba
  • Ayuntamiento de Teba
  • Conoce Teba
Banner DD.png
anu_3299_300.png

Una de las fiestas más singulares y diferentes de Andalucía. 

Cada año, en agosto, rememoramos la muerte del caballero escocés Sir James Douglas en la Batalla de Teba, en agosto del año 1330, luchando junto a las tropas castellanas por la conquista del Castillo de la Estrella, una verdadera cruzada a orillas del río Guadalteba.

En el año 1330 tendría lugar la Batalla de Teba, en el Castillo de la Estrella y cuyo desenlace desembocaría  en la toma de la fortaleza y, por ende, la reconquista cristiana de la Villa de Teba.

 

Unos años antes, en 1329, muere el Rey Roberto I de Escocia, conocido como Robert the Bruce, y en su lecho de muerte, pediría a su comandante en jefe y caballero más leal, Sir James Douglas, que llevara y ofreciera su corazón embalsamado al Santo Sepulcro de Jerusalén, a Tierra Santa.

Douglas asumiría su responsabilidad, y tras la muerte de su rey, navegó con una partida de caballeros y escuderos, portando el Corazón Real en un recipiente de plata colgado de su cuello.

 

Mientras bordeaba las costas de España y Portugal, en el verano de 1330, atracó en Sevilla, siendo calurosamente recibido por el Rey Alfonso XI de Castilla. En aquel preciso momento, dicho monarca estaba intentando acabar con la reconquista de Granada, en poder de los árabes. Douglas y sus caballeros decidieron ayudarle y luchar junto con las tropas cristianas para tomar el Castillo de la Estrella de Teba. La campaña resultó todo un éxito, pero desafortunadamente Douglas, y algunos de sus compañeros cayeron abatidos. Su cuerpo y el corazón de Robert the Bruce fueron llevados de vuelta a Escocia y allí fueron enterrados.

 

La Villa de Teba, hermanada con Melrose (Escocia), recuerda y conmemora cada año este hecho con sus fiestas más internacionales: las Jornadas Escocesas Douglas' Days. Considerada de Singularidad Turística Provincial, tiene lugar cada mes de agosto durante tres días, en los que se recrea el ambiente medieval propio de la época con mercadillos, actividades culturales y lúdicas, representaciones teatrales, espectáculos, pasacalles, conciertos, etc., además de la decoración de calles y la caracterización de sus vecinos, actos institucionales y una gran representación escocesa.